Mousse de chocolate y marshmallows

2019-09-15
Calificación promedio del usuario

forkforkforkforkfork (0 / 5)

0 5 0
Valorar receta

fork fork fork fork fork

0 La gente valoró esta receta

Después de unos platos salados, hoy os traigo un postre sencillísimo y muy dulce.
Este post es un pequeño homenaje a una mujer que me encanta, Nigella Lawson, la Sofia Loren de la cocina británica. Nigella hace unas recetas muy asequibles en todos los aspectos, y todo, con su personal estilo femenino y natural.

 

Tras ver varios de sus vídeos de recetas express, me decidí  por una mousse de chocolate hecho de una forma menos tradicional; si la receta clásica de la mousse lleva huevos, Nigella los sustituye por marsmallows.
Con ello, el tiempo de preparación se reduce al máximo y el resultado es una mousse muy consistente, pero cuidado, es mejor tomarla en una cantidad menor que la clásica, ya que debido a esta diferencia, si nos guiamos por la gula podemos quedar empachados.

Es una receta muy fácil y la preparación lleva cinco minutos, después la refrigeráis un poco para que la mousse coja consistencia y ya se puede servir.
En mi caso adorné la mousse con un crujiente de chocolate blanco y avellanas, que da mucho juego con la cremosidad de la mousse.

En este libro de Nigella seguro que aparece la receta, espero comprarlo pronto porque me encantan estas recetas express, son muy útiles.
Muchas gracias a Sandra por descubrirme a esta mujerona; si os interesa, en la sección de enlaces podéis encontrar su página web.

Ingredientes

  • Mousse:
  • 250 gr de chocolate negro o chips de chocolate
  • 50 gr de mantequilla sin sal
  • 2 cucharadas de agua
  • 300 gr de nata para montar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 150 gr de Marshmallows
  • Crujiente:
  • 100 gr de chocolate blanco
  • 50 gr de avellanas

Método

Paso 1

En una cacerola a temperatura mínima derretimos los marshmallows junto con el chocolate, la mantequilla y el chorrito de agua. Los marshmallows serán lo último en derretirse pero con paciencia quedará todo homogéneo.

Paso 2

Montamos la nata a velocidad media con una cucharadita de extracto de vainilla, es muy importante que la nata esté muy fría para conseguir una buena nata montada.

Paso 3

Cuando la mezcla de chocolate esté templada le agregamos la nata montada con movimientos envolventes para que no se baje mucho de volumen, con una lengua o espátula sería lo ideal.

Paso 4

Repartimos la mezcla en copas y refrigeramos.

Paso 5

Mientras tanto realizamos el crujiente de chocolate blanco y avellanas, derretimos los 100 gr de chocolate blanco al baño maría a fuego mínimo, cuando esté derretido y se temple lo esparcimos en un papel de horno para que quede una lámina muy fina.

Paso 6

Machacamos las avellanas y repartimos encima del chocolate blanco, ponemos otro papel de horno encima y presionamos para que quede lo más fino posible, cuando esté templado lo metemos al congelador durante dos horas.

Paso 7

Cuando la mousse haya cogido consistencia, lo sacamos al igual que el crujiente y partimos el crujiente en formas de abanico y decoramos.

Listo para hincar la cuchara y si hace falta repasar el fondo con el dedillo, espero que os guste!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *