Pañuelos de queso de cabra con cebolla caramelizada y foie

2019-09-15
Calificación promedio del usuario

forkforkforkforkfork (0 / 5)

0 5 0
Valorar receta

fork fork fork fork fork

0 La gente valoró esta receta

Hoy quiero enseñaros unos aperitivos muy fáciles que podéis realizar en grandes cantidades para una fiesta con amigos, son muy sencillos, se pueden preparan por adelantado y hornear justo antes de servir: unos pañuelitos de pasta brick rellenos de cebolla caramelizada con queso de cabra y foie.

La pasta brick a veces es difícil de conseguir pero también se pueden cambiar por cualquier otra pasta fina como por ejemplo:  la pasta filo, aunque esta es más contundente.
Personalmente me encanta la brick porque es muy ligera y se puede preparar de muchas formas diferentes, la puedes freír aunque al horno queda genial y mucho más suave.

Ingredientes

  • Un paquete de obleas de pasta brick, son 10 obleas
  • 200 gr de queso de cabra
  • 100 gr de foie “mi-cuit”
  • 2 cebollas rojas grandes o cebolletas
  • 50 ml de aceite de oliva

Método

Paso 1

En un primer lugar precalentamos el horno a 180º.

Paso 2

Pelamos y partimos las cebollas en rodajas muy finas y las ponemos a caramelizar en un sartén con el aceite, a fuego mínimo hasta que la cebolla esté con un tono miel, si es necesario le podéis añadir un poco de azúcar moreno pero la propia cebolla si se hace a fuego muy lento, va soltando sus azúcares propios y queda muy sabrosa.

Paso 3

Mientras se hace la cebolla recortamos cuadrando cada oblea de pasta brick y las partimos en tres tiras rectangulares, que nos servirán para hacer los pañuelos, nos saldrán unos 30 pañuelitos, aproximadamente.

Paso 4

Cuando la cebolla esté hecha, le escurrimos bien el aceite y mezclamos con el queso de cabra.

Paso 5

Dispondremos en el extremo izquierdo de cada tira la mezcla del queso y la cebolla, e iremos doblando juntando los extremos de cada triángulo hacia la derecha.

Paso 6

Al principio puede parecer un poco complicado pero simplemente se trata de hacer triángulos hasta el final de la tira de pasta brick.

Paso 7

Antes de acabar de doblar toda la tira en uno de los lados de un triángulo untamos un poco de foie y acabamos de cerrar el pañuelo. La propia grasa del foie, pegará la pasta y quedará bien cerrada para poder hornearlos sin problemas de que se abran.

Paso 8

Los disponemos en la bandeja del horno y pintamos con un pincel mojado en aceite de oliva. Horneamos unos 4 minutos o hasta que veamos que están dorados por encima.

Quedarán muy crujientes y la mezcla del dulzor de la cebolla con el foie y el queso, crea un contraste muy rico. Se pueden acompañar con una mermelada o sirope de frutos rojos.
Espero que los disfrutéis, crujientes son como pipas, no te puedes comer sólo uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *